&noscript=1 />

Efectos secundarios de la iridotomía con láser

A man having blurry vision as a side effect of laser iridotomy for narrow angle glaucoma

¿Qué es la iridotomía con láser? 

Quizás haya visitado recientemente a un oftalmólogo para un simple examen de rutina, pero luego le detectaron e informaron que tiene ángulos estrechos y que necesita iridotomía con láser

El "ángulo" al que se hace referencia es el ángulo entre el iris, que constituye la parte coloreada de su ojo, y la córnea, que es la capa transparente en la parte anterior del ojo. Los ángulos estrechos limitan el flujo de salida del líquido del ojo, haciéndolo retroceder, y que a su vez aumente la presión intraocular. La presión ocular elevada puede deteriorar el nervio óptico. 

La iridotomía con láser es un procedimiento para tratar ángulos estrechos, glaucoma crónico de ángulo cerrado y glaucoma agudo de ángulo cerrado. El impacto de un ataque de glaucoma agudo de ángulo cerrado es interno profundo e irreversible, y la condición debe tratarse de inmediato. 

Es posible que haya oído hablar de la iridotomía con granate de aluminio de itrio (YAG, por sus siglas en inglés), que simplemente se refiere a un tipo específico de láser. 

Durante una iridotomía con láser, la luz láser se utiliza para crear un pequeño orificio en el iris que forma la pupila, lo que permite el drenaje del líquido intraocular. Antes de que se inventara el láser, este pequeño orificio se realizaba con unas tijeras en la sala de operaciones. Poder realizar el procedimiento en la oficina de la clínica utilizando un láser es más seguro y un gran avance. 

Video: Cómo funciona la Iridotomía con láser

View Video

Ver una transcripción del video (solo en inglés)

La cirugía de iridotomía con láser es casi indolora

Muchas personas se preocupan por el dolor y los posibles efectos secundarios de la iridotomía con láser. En términos generales, el procedimiento es casi indoloro. Se anestesia su ojo con gotas para adormecer los ojos y se coloca una pequeña lente en la superficie del ojo para ayudar a enfocar el láser.

Durante el mismo procedimiento de láser, puede sentir una sensación de que algo sucedió o una sensación de un pinchazo muy leve, o puede ser que no sienta nada en absoluto. El láser generalmente hace un ruido cuando se dispara, lo que puede parecer algo inquietante.

El procedimiento es bastante corto, por lo que, si el dolor es un posible efecto secundario, es de muy corta duración. Después de que se completa la iridotomía con láser, el ojo puede estar un poco enrojecido, sensible a la luz y sentir incomodidad durante las primeras 24 a 72 horas después del procedimiento.

Presión ocular elevada 

Otro efecto secundario es la elevación de la presión ocular. Este también es un efecto secundario de corta duración que ocurre poco después de ser realizada la iridotomía. Este efecto secundario ocurre porque el pigmento del iris se libera cuando se realiza el orificio con el láser. El pigmento puede obstruir temporalmente el sistema de drenaje y causar el aumento de la presión ocular. Por esta razón, se le pedirá que espere 30-60 minutos después del procedimiento para que se pueda reexaminar y controlar la presión ocular. Si la presión ocular está anormalmente elevada, se le administrarán gotas oftálmicas para reducir la presión ocular, y luego volver a examinar después de otros 30-60 minutos. 

Visión borrosa 

La visión también estará temporalmente borrosa después del procedimiento de iridotomía con láser. Esto se debe en parte a que se usa un poco de gel con la lente especial, e incluso si se enjuaga al final del procedimiento, la visión permanece un poco borrosa. La visión también se ve afectada a veces por la liberación de pigmento o por la respuesta inflamatoria cuando se realiza el orificio. Esto también es temporal, y es posible que se le pida que use gotas antiinflamatorias para los ojos durante una semana después del procedimiento. Finalmente, previa a la preparación para el procedimiento, se le aplicará una gota para los ojos que hace que la pupila sea más pequeña y reduzca el grosor del tejido del iris. Esta gota oftálmica puede nublar su visión, así como causarle dolor en la frente o dolor de cabeza. Dado a todo este escenario, probablemente sea aconsejable que alguien lo lleve a su casa después del procedimiento y usted se tome con calma el resto del día. 

Otras posibles cuestiones a corto plazo 

Otros efectos secundarios de corta duración, generalmente reversibles, pueden incluir sangrado en el sitio del orificio, hinchazón de la córnea e inflamación persistente. Muchos oftalmólogos recetarán un ciclo corto de gotas oftálmicas antiinflamatorias para esta última condición. 

También es posible, aunque poco común, que el orificio se cierre y que se necesite repetir el procedimiento. Las personas de ascendencia africana o asiática tienden a tener iris más grueso, y este tipo de ojos requieren más energía láser, algunas veces dos tipos diferentes de láser, o varias sesiones para producir un agujero del tamaño correcto. 

Resplandor o halos de larga duración 

Un posible efecto secundario que podría ser más duradero es el resplandor o los halos ("imágenes fantasmagóricas"). Imagínese el ojo como una cámara, con imágenes proyectadas en la retina (como la película de una cámara), y la pupila actúa como la apertura, permitiendo el paso de la luz. Con el procedimiento de la iridotomía con láser, se realiza un segundo orificio pequeño, lo que permite que pueda pasar la luz a través de este otro orificio. Existe el riesgo de que la luz dispersa llegue a la retina y cause síntomas como deslumbramiento o imágenes fantasmagóricas. Esto es bastante inusual, y si sucede, el cerebro generalmente aprenderá a adaptarse o a ignorarlo con el tiempo. 

Finalmente, muchos oftalmólogos han cambiado de colocar el orificio en la posición de la representación gráfica del reloj de las 11 a la 1 en punto (donde se pensaba que la cobertura del párpado evitaría que la luz pasara y causara síntomas) a las posiciones de las 3 o 9 en punto. Se ha demostrado que esta última opción previene el efecto secundario de las imágenes fantasmagóricas, a pesar de lo inusual que es este efecto secundario, algunos oftalmólogos todavía pueden realizar el orificio en la posición de las 12 en punto, especialmente si el párpado proporciona una cobertura completa.  

Resumen de los efectos secundarios de la iridotomía 

En conclusión, los efectos secundarios de la iridotomía con láser pueden incluir: 

  • Enrojecimiento, sensibilidad a la luz e incomodidad durante unos días después del procedimiento. 
  • Aumento de corta duración de la presión ocular 
  • Visión borrosa temporal 
  • Inflamación temporal 
  • En casos inusuales, halos o imágenes fantasmagóricas. 

La mayoría de las personas responde bien después de la iridotomía con láser y no experimentan efectos secundarios significativos, pero siempre es útil hablar con su oftalmólogo para que pueda comprender plenamente el procedimiento y los resultados esperados. 

Recursos: 

Don't miss out.
Receive research updates, inspiring stories, and expert advice
Please enter your first name.
Please enter your last name.
Keep me informed about: *
Please select at least one.
You must select at least one disease category.