Desarrollar un plan para el cuidado de la demencia

Kathleen Allen, LCSW, C-ASWCM

Servicios administrativos de cuidado de adultos mayores, LLC

Published on:
developing-a-dementia-care-plan

Conozca por qué un plan para el cuidado de la demencia es tan valioso para los cuidadores y aprenda cómo crear uno. 

Claudia, una mujer de 84 años con demencia y limitaciones físicas, incluyendo el confinamiento a una silla de ruedas, había estado viviendo en su propia casa con cuidadores las 24 horas. Era cada vez más claro que se beneficiaría de una mayor socialización. Su hijo se decidió y encontró un lugar diurno adecuado para adultos, e inscribió a su madre en este entorno de Alzheimer dos días a la semana. Resultó ser una gran respuesta a su necesidad de socializar, así como a otras cosas que no habían previsto. 

 

El proceso del plan de cuidado 

Al momento de la admisión, el equipo de atención, compuesto por la enfermera, el trabajador social y el director de actividades, realizaron sus evaluaciones y luego colaboraron en el desarrollo de un plan de cuidado para Claudia. Cuando se completó el plan, evaluaron cada aspecto con su hijo y revisaron el plan donde fue necesario, con su aporte. Al final del proceso del plan de cuidado, todos obtuvieron una mayor comprensión de quién era Claudia, tanto en su condición presente como en el pasado, y cómo la ayudarían a avanzar hacia su nivel más alto de funcionamiento. 

En los centros de atención a largo plazo, enfermería especializada, centros de salud y atención diurna para adultos en los Estados Unidos, los equipos de atención deben desarrollar planes del cuidado para cada residente o participante. Independientemente de la enfermedad o discapacidad del residente, tenga demencia o no, dentro de los 30 días posteriores a la admisión, el equipo de atención debe evaluar su nueva admisión y, con un enfoque interdisciplinario, desarrolla un plan de atención o cuidado. Se invita al residente y a un miembro de la familia a la reunión del plan de cuidado y el equipo interdisciplinario presenta sus hallazgos y metas de atención. La colaboración inicial y continua del equipo de atención, el residente y la familia es clave para la calidad de la atención. 

Un plan para el cuidado abordará algunos o todos los siguientes temas: 

  • Biografía
  • Comunicación
  • Movilidad
  • Ir al baño o inodoro
  • Patrones de alimentación
  • Orientación/Cognición
  • Aspecto psicológico social/Conductual
  • Necesidades de apoyo del cuidador
  • Actividades recreativas

Cada una de estas áreas incluye una descripción detallada del desempeño, las necesidades y los problemas actuales, las metas y los resultados esperados, la(s) disciplina(s) responsable(s), qué intervenciones se planean, qué servicios se brindarán y las fechas para completar cada meta. Los proveedores de atención que lean el plan del cuidado o atención individual sabrán qué se espera de ellos cuando trabajen con este paciente residente. La familia también comprenderá los objetivos del cuidado o atención. 

Un plan para el cuidado de la demencia

Los pacientes residentes o participantes con demencia tendrán un plan del cuidado o atención para la demencia, que incluye un informe más personal de quién es la persona. Sobre la base del trabajo de Thomas Kitwood, profesor y autor del libro "Dementia Reconsidered: The Person Comes First" (Reconsiderando la demencia: la persona es lo primero), este plan de atención para la demencia está diseñado para mejorar la experiencia de las personas que viven con demencia, al presentar al paciente residente o participante como si él o ella está hablando. Está escrito para ayudar a los cuidadores a comprender a la persona e incluye información personal que es importante que los cuidadores conozcan y utilicen cuando trabajen con el paciente residente. Por ejemplo, incluirá información importante sobre la persona, como su nombre y fecha de nacimiento, el nombre al que responde, sus gustos y aversiones, sus antecedentes e intereses, e ideas para que los cuidadores las usen cuando hablen con ellos.

Al leer el plan del cuidado o atención para la demencia, un cuidador o una persona nueva para el paciente podría responder claramente "¿quién es esta persona?" y "¿qué los motiva?" El objetivo final es dar voz a la persona, especialmente cuando no puede hacerlo por sí misma. Otra forma de describirlo es como tener un documento "Este soy yo y esto es lo que necesito". Muy importante, está escrito en primera persona y puede abordar cualquiera o todas las siguientes áreas: 

  • Mi capacidad cognitiva
  • Mi biografía
  • Mi familia, amigos y comunidad
  • Mi personalidad
  • Mi salud física
  • Mis preferencias de comida y bebida
  • Mi entorno
  • Mi seguridad y áreas de alto riesgo
  • Mi Espiritualidad
  • Mi discapacidad sensorial
  • Mi gusto está en hacer tales cosas
  • Mi actitud en las cosas que disfruto y no disfruto

Puede ver que algunos de los elementos son similares al plan del cuidado o atención anterior y, de hecho, ese plan informará a este plan para el cuidado de la demencia. Una diferencia importante es que el plan del cuidado o atención de la demencia está escrito en primera persona, como si la persona misma estuviera hablando. Si bien el plan de atención anterior es de naturaleza más clínica, este plan del cuidado o atención de la demencia presentará al individuo de manera personal y abordará lo que se necesita para que los cuidadores tengan éxito en su trabajo con el individuo. En un entorno de atención a largo plazo o en una unidad de cuidados para personas con demencia donde los cuidadores cambian de turno regularmente, o cuando hay cambios de personal, estos planes de atención pueden ser muy valiosos para un cuidador con la presentación de su nuevo paciente beneficiario y ayudan a suavizar cualquier transición relacionada con el nuevo cuidador.

Información sobre la autora

Kathleen Allen_2

Kathleen Allen, LCSW, C-ASWCM

Servicios administrativos de cuidado de adultos mayores, LLC

Kathleen Allen ha estado trabajando con adultos mayores y sus familias durante más de 20 años.