Glaucoma de tensión normal

Yvonne Ou, MD

Universidad de California, San Francisco, UCSF Medical Center

  • Asesoramiento especializado
Published on:
Gráfico de hipertensión ocular

El glaucoma de tensión normal (GTN) es muy similar al glaucoma primario de ángulo abierto, excepto que ocurre daño al nervio óptico, aunque la presión ocular no esté elevada. Conozca los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento del GTN.

Todavía está el debate entre los expertos sobre si el GTN es verdaderamente una enfermedad separada y distinta del glaucoma primario de ángulo abierto. Ha habido nombres alternativos para el GTN que incluyen "glaucoma de baja tensión" o "glaucoma de presión normal". Para efectos de este artículo, continuaremos utilizando el “glaucoma de tensión normal” o GTN.

¿Cómo se diagnostica el glaucoma de tensión normal?

Al igual que en el glaucoma primario de ángulo abierto, el GTN se diagnostica al observar los cambios característicos del nervio óptico o del campo visual que son compatibles con el glaucoma. Sin embargo, una de las características distintivas es la ausencia de una presión ocular elevada, con una medida superior a 21 milímetros de mercurio (mmHg). ¿Por qué 21 mmHg? Las evaluaciones sobre la distribución de la presión ocular en diversas poblaciones demuestran que, estadísticamente hablando, la gran mayoría de los pacientes tendrán presiones oculares inferiores a 21 mmHg. Esto es en parte lo que dificulta el diagnóstico del GTN porque es posible que, a pesar de que la presión ocular sea inferior a 21 mmHg cuando se realiza la medición, puede estar más elevada en otros momentos del día. También es importante tener en cuenta que 21 mmHg no es la medida "mágica" y que el glaucoma aún puede causar daño a presiones oculares más bajas.

Sin embargo, también hay algunas características que pueden ayudar a su oftalmólogo a diagnosticar el GTN. Muchos pacientes con GTN pueden tener signos o síntomas de deterioro en el sistema vascular (vasos sanguíneos), como migrañas, manos y pies fríos o presión arterial baja. Además, los pacientes con GTN tienen una mayor tendencia a sufrir hemorragias del nervio óptico en los pequeños vasos sanguíneos que se encuentran sobre el nervio óptico o cerca de él. Cuando su oftalmólogo observe esto, lo alertará para iniciar o adelantar su tratamiento, ya que puede ser una señal de que la enfermedad está empeorando.

Otra característica distintiva del GTN es que, a veces, los cambios en el campo visual que se observan en las pruebas formales están más cerca de la región central de la visión que lo que se suele observar en el glaucoma primario de ángulo abierto. Cuando esto ocurre, la mayoría de los oftalmólogos iniciarán un tratamiento más agresivo. Por otro lado, si su enfermedad es leve y hay muy poco o ningún cambio en el campo visual, su oftalmólogo puede optar por "observar y esperar", observando cuidadosamente su nervio óptico y su campo visual durante las visitas de seguimiento antes de iniciar cualquier tratamiento.  El GTN por lo general progresa lentamente, por lo que la buena noticia es que hay tiempo para hacer ajustes en su tratamiento. Sin embargo, sigue siendo importante realizar un seguimiento regular con su oftalmólogo incluso si no se inicia el tratamiento.

¿Qué exámenes médicos se requieren?

>La mayoría de las veces, la apariencia característica de su nervio óptico le indicará a su oftalmólogo el diagnóstico correcto, pero a veces la imagen es mucho más confusa. En estos casos más inusuales, su oftalmólogo puede optar por realizar imágenes del cerebro para asegurarse de que no haya una causa diferente por la apariencia de los nervios ópticos. De lo contrario, las pruebas que obtendrá su oftalmólogo son las mismas que se aplican al glaucoma primario de ángulo abierto. Además de un examen completo de la vista, normalmente se someterá a imágenes del nervio óptico para realizarle mediciones cuantitativas al mismo, así como a exámenes formales de campimetría o prueba de campo visual> para verificar su campo de visión periférico.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento?

Ese tratamiento de GTN es similar al del glaucoma primario de ángulo abierto: la única terapia comprobada es reducir la presión ocular. Unas décadas atrás, no estaba claro que bajar la presión ocular fuera un tratamiento útil para una enfermedad en la que la presión ocular ya era "normal", pero el bien diseñado Estudio Colaborativo de Glaucoma de Tensión Normal demostró que bajar la presión ocular en pacientes con GTN retrasó la progresión de la enfermedad. De hecho, este estudio mostró que reducir la presión ocular en un 30 por ciento podría prevenir la pérdida del campo visual en la mitad de los pacientes que habían empeorado o tuvieron un cambio en el campo visual que estuvo cerca de afectar la visión central.

¿Qué o cuáles medicamentos para los ojos son los mejores para tratar el GTN? Nuevamente, el tratamiento es similar al glaucoma primario de ángulo abierto, por lo que muchos oftalmólogos optarían por comenzar con un análogo de prostaglandina, como latanoprost. Sin embargo, debido a que se ha demostrado que la brimonidina (nombre comercial Alphagan) tiene efectos de protección sobre el nervio óptico (neuro protector) en estudios con modelos animales y estudios en humanos, muchos oftalmólogos también optarán por usar brimonidina. En el caso que falle la medicación, el oftalmólogo también puede considerar el tratamiento con láser o intervenciones quirúrgicas como la trabeculectomía para lograr presiones oculares muy bajas.

>Los pacientes a menudo preguntan si hay otros cambios en el estilo de vida que puedan ayudar a retrasar la progresión del GTN. Ciertamente, un tema a considerar es el tratamiento excesivo de la presión arterial alta. Dado que sospechamos que el flujo de sangre al nervio óptico puede desempeñar un papel muy importante en la GTN, queremos optimizar ese flujo sanguíneo. Por supuesto, controlar la presión arterial alta es importante para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, así que asegúrese de hablar con su oftalmólogo y su médico de atención primaria acerca de si se deben hacer ajustes en sus medicamentos para la presión arterial. Finalmente, muchos pacientes con GTN en realidad informan que su presión arterial es "normal" o "baja". En algunos casos, puede ser útil considerar intervenciones de bajo riesgo para mejorar la presión arterial, como no eliminar la sal y evitar la deshidratación.

Resumen

En resumen, el glaucoma GTN puede ser una enfermedad difícil de tratar porque las opciones se limitan a reducir la presión ocular. Hay importantes esfuerzos de investigación para identificar tratamientos que protegerán el nervio óptico o tendrán una influencia en el flujo sanguíneo ocular. Su oftalmólogo puede preguntarle acerca de su presión arterial, para asegurarse de que no esté recibiendo un tratamiento excesivo para la presión arterial alta, ya que una presión arterial muy baja puede provocar un flujo sanguíneo inadecuado a los nervios ópticos. La buena noticia es que muchos pacientes con GTN tienen una enfermedad leve o moderada que progresa muy lentamente y es posible que no tenga un mayor impacto en la visión o la calidad de vida de la persona.

  • (Algunos de los artículos a continuación están disponibles solo en inglés)
     

     

Información sobre la autora

Yvonne Ou, MD

Universidad de California, San Francisco, UCSF Centro Médico

Yvonne Ou, MD, es una oftalmóloga certificada por la junta especializada en glaucoma, que incluye terapias médicas, láser y quirúrgicas; la evaluación y tratamiento de cataratas, incluyendo la combinación de cirugía de cataratas y de glaucoma; cirugía de filtración y cirugía de implantes; y procedimientos más novedosos.