¿Es la Enfermedad de Alzheimer o Demencia con Cuerpos de Lewy?

Photo showing Lewy bodies
National Library of Medicine | NIH

James M. Ellison, MD, MPH

La causa más común de trastorno neurocognitivo mayor (el nuevo término para lo que los médicos llamaban anteriormente demencia) es la enfermedad de Alzheimer (EA); sólo alrededor de un tercio de los adultos mayores con demencia tienen una condición diferente.

¿Qué tan común es la demencia con cuerpos de Lewy?

Después de EA, la demencia con cuerpos de Lewy (DCL) o demencia por cuerpos de Lewy es una de las causas más frecuentes de demencia, que afecta cerca de 1,3 millones de estadounidenses. Para poner esto en perspectiva, la enfermedad de Alzheimer afecta aproximadamente cuatro veces el número de adultos mayores. DCL comúnmente puede comenzar entre los 50 y 85, y por lo general se hace clínicamente evidente en una persona entre los mediados y finales de sus 70 años. La enfermedad generalmente sigue su curso durante unos 6 años.

¿Cuáles son los cuerpos de Lewy?

Los hallazgos microscópicos en el tejido cerebral de pacientes con DCL son diferentes de los de las personas con EA. La distinción importante es que en DCL hay pequeños "cuerpos de Lewy" dentro de las células del cerebro. Estos cuerpos de Lewy no son ni placas ni ovillos, sino más bien sinucleína, la misma proteína que se encuentra en el cerebro de las personas con la enfermedad de Parkinson. La enfermedad clínica de DCL refleja la amplia distribución de cuerpos de Lewy, que están de forma especialmente densa en partes del cerebro más especializadas con los movimientos, memorias, razonamientos y emociones.

Los síntomas

Al igual que en las personas con EA, los afectados por la DCL desarrollan dificultades cognitivas que pueden incluir problemas con la memoria y el razonamiento. La función ejecutiva y la cognición visual espacial se ven afectadas altamente también. El funcionamiento social y ocupacional se ven afectados en un grado tal que en última instancia, el paciente tiene que depender de otros para atención básica. A diferencia de EA, el paciente con DCL muestra síntomas que se asemejan a la enfermedad de Parkinson: endurecimiento muscular, rigidez y temblor. Otras características que diferencian DCL de EA incluyen alteraciones de la función autonómica, lo que resulta en cambios de la presión arterial, temperatura, y  digestión; fluctuación del estado cognitivo de manera que hay muy buenos días y días muy malos; desmayos y caídas; y alucinaciones visuales intensas. El estado de ánimo depresivo, también, es común entre los afectados por el DCL, y puede representar no sólo una reacción psicológica a esta enfermedad devastadora, sino también una consecuencia neuroquímica de su patología.

En algunos casos, el inicio de DCL es precedida por una alteración notable y potencialmente peligrosa del sueño llamado REM, trastorno conductual (RBD - por sus siglas en inglés). A diferencia de las personas que duermen normalmente y cuyos músculos permanecen relajados durante el sueño, aquellos que tienen RBD pueden actuar físicamente sus sueños debido a que sus músculos se mantienen activos como los de una persona despierta. Esta actividad puede tener consecuencias peligrosas, incluso mortales, cuando una persona con esta afección golpea a la persona con quien duerme o se tira fuera de la cama, mientras está todavía dormida. Este trastorno del sueño no es característica de la EA.

Los medicamentos

DCL, como se puede ver, puede producir algunos cambios graves de conducta. En las personas con EA, los síntomas de comportamiento que ponen en peligro la seguridad de una persona o la seguridad de otros, pueden ser tratados con medicamentos antipsicóticos (aunque esto es controvertido y sólo una de las opciones disponibles). Tal vez debido a que DCL comparte  las características patológicas y clínicas, no sólo con EA, pero también con la enfermedad de Parkinson, los médicos ven una respuesta a estos medicamentos antipsicóticos en la DCL que es tóxica e incluso peligrosa, similar a la reacción que una persona con la enfermedad de Parkinson podría tener a estos medicamentos antipsicóticos. La persona con DCL que recibe incluso una pequeña dosis de un medicamento antipsicótico puede hacerse excesivamente rígida, sedada, más confusa y agitada. Otros medicamentos, como los antidepresivos serotoninérgicos, tienen una mayor posibilidad de ayudar a estos pacientes con los síntomas no cognitivos.

Consideraciones especiales para los cuidadores

Los cuidadores de los pacientes con DCL están estresados en muchas de las mismas maneras que los cuidadores de pacientes con EA. El deterioro cognitivo, la disminución de la capacidad funcional y los trastornos cognitivos son igualmente estresantes. Además, los pacientes con DCL pueden presentar preocupaciones especiales debido a que su capacidad para funcionar cambia día a día. Sus caídas y alucinaciones añaden más estrés y riesgo. Su respuesta a los potenciadores cognitivos tales como los inhibidores de la colinesterasa o memantina puede ser tan buena como la de los pacientes con EA, por lo que su uso debe ser considerado.

Un diagnóstico claro es importante

Los observadores conscientes de los costos de la atención de la salud señalan que los tratamientos para el trastorno neurocognitivo mayor están limitados en su alcance y su eficiencia es sólo modesta. Ellos señalan que conocer la causa de un trastorno cognitivo será de inmenso valor; una vez hayamos obtenido los enfoques de tratamiento precisos para diferentes enfermedades. En el caso de DCL, conocer el diagnóstico es de gran valor, ya que puede alertar a los profesionales clínicos de los efectos potencialmente peligrosos que pueden producir en los pacientes con DCL por los antipsicóticos, una clase de medicamentos utilizados a menudo (a pesar de sus limitados beneficios y posibles efectos adversos) para tratar trastornos de la conducta en la EA. Por esta razón, incluso si no por las demás, la detección de DCL ya es un gran esfuerzo que vale la pena. Con el tiempo, la claridad del diagnóstico debe ser aún más valiosa en la medida que se desarrollan futuros tratamientos para tratar específicamente la DCL.

Más información

Una fuente de información especializada y apoyo es la Asociación de DCL, y su servicio en línea a la comunidad de cuidadores está disponible a través de su página web. Por último, el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento ofrece información útil sobre DCL para pacientes, familiares y cuidadores.


Don't miss out.
Receive research updates, inspiring stories, and expert advice
Keep me imformed about: *
Please select at least one.
You must select at least one disease category.
Please enter your first name.
Please enter your last name.