Detección y diagnóstico

Análisis y pruebas para la enfermedad de Alzheimer

Aunque puede ser difícil de diagnosticar la enfermedad de Alzheimer, en un 90 por ciento de los casos, los médicos pueden diagnosticar correctamente la condición con base a:

  • La historia clínica y reciente de los síntomas mentales y del comportamiento
  • El examen físico y pruebas de laboratorio
  • Las pruebas neuropsicológicas, si es necesario, para identificar problemas específicos en la función mental y el comportamiento

La historia clínica y reciente de los síntomas

El médico tomará una historia de síntomas mentales y del comportamiento, utilizando la información proporcionada por el paciente y la familia. En alrededor de 3 de cada 4 casos, la enfermedad de Alzheimer comienza con la incapacidad para recordar hechos recientes y de aprender y retener nueva información. Los pacientes en la etapa temprana experimentan problemas de memoria que interfieren con las actividades diarias y constantemente va empeorando. Otros síntomas iniciales pueden incluir:

  • La pérdida de energía y la espontaneidad
  • Dificultad en:
    • Seguir instrucciones
    • Pensar abstractamente
    • Administrar dinero
    • Encontrar las palabras adecuadas

Para una amplia gama de síntomas, ver Signos y síntomas de la enfermedad de Alzheimer.

El médico puede ser capaz de diferenciar la enfermedad de Alzheimer de otros tipos de demencia basándose parcialmente en los problemas que se evidencian y en la rapidez con que avanza la enfermedad.

El examen físico y pruebas de laboratorio

El médico realizará un examen físico para ayudar a identificar y descartar otras posibles causas de demencia. Esto incluiría un examen físico general, los análisis de sangre y análisis de orina.

Un análisis de sangre ayuda a medir:

  • La función tiroidea: Es común en los adultos mayores detectar una deficiencia en la producción  de suficientes hormonas tiroideas y esto puede causar demencia.
  • Deficiencia de vitamina B12: Esta condición también puede causar demencia en las personas mayores.

Los escáneres cerebrales u otras imágenes del cerebro pueden descartar otras causas de demencia. Un IRM (imágenes por resonancia magnética) puede identificar condiciones como:

  • Acumulación de sangre en la superficie del cerebro
  • Tumores cerebrales
  • Accidentes cerebrovasculares o derrame cerebral

Las escaneos también pueden mostrar cambios estructurales en el cerebro que son característicos de la enfermedad de Alzheimer. Su médico puede administrar un electroencefalograma (EEG) para medir la actividad eléctrica en el cerebro. En algunos casos, el médico puede recomendar una punción lumbar para examinar el líquido cefalorraquídeo.

Prueba neuropsicológica

Estas pruebas ayudan al médico en el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer mediante la identificación de los síntomas conductuales y mentales asociados con la lesión cerebral o función anormal del cerebro. Su médico le recomendará pruebas específicas, y esto depende de los síntomas y hasta qué punto la demencia ha avanzado. Por lo general, los médicos comienzan con una breve herramienta selección, como el Mini-Mental Status Examination (MMSE) -Examen del estado mini-mental-, para ayudar a confirmar que el paciente está experimentando problemas con las funciones intelectuales.

El MMSE incluye pruebas de:

  • Atención
  • Lenguaje
  • Cálculo Matemático
  • Memoria

Para aquellos pacientes con déficit intelectual leve, pueden ser necesarias más pruebas para determinar si el paciente está simplemente mostrando signos de la edad avanzada o está desarrollando la enfermedad de Alzheimer. El paciente puede ser referido a un neuropsicólogo, quién puede administrar una serie de pruebas para identificar más deficiencias específicas.

Considerando pruebas más económicas y fiables

Asegúrese de consultar con la oficina de su médico sobre la cobertura del seguro médico para las pruebas, debido a que algunas tecnologías costosas aún no califican en la cobertura de algunos seguros. Por ejemplo, una prueba de exploración conocida como tomografía beta-amiloidea cerebral (brain amyloid β PET imaging) se ha negado su cobertura por los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) para uso clínico (con la excepción de algunos ensayos clínicos). Un examen de este tipo puede costar $3000 o más. Como la mayoría de las aseguradoras privadas siguen las recomendaciones de CMS y muchos pacientes de Alzheimer tienen Medicare, ese reglamento les impacta las opciones de detección, por ahora.

Se están realizando estudios adicionales para determinar el beneficio de usar el escáner en el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Muchos científicos están investigando nuevas formas de diagnosticar con fiabilidad y a bajo costo la enfermedad de Alzheimer mucho antes y con mayor precisión. Estos esfuerzos incluyen:

  • La creación de sistemas sofisticados de imágenes del cerebro para ayudar a medir los cambios más leves en la función o estructura del cerebro, para diagnosticar la enfermedad de Alzheimer antes de que aparezcan los síntomas notorios
  • Examinar la correlación entre el daño cerebral temprano y signos clínicos externos
  • Observar los cambios en la sangre y el líquido cefalorraquídeo para ver el curso progresivo de la enfermedad
  • Las pruebas de cambios en la personalidad y la cognición, medidos a través de pruebas de memoria y del recuerdo que podrían predecir qué individuos están en mayor riesgo de la enfermedad

Cuándo consultar a un médico

Si usted o un ser amado está mostrando síntomas que podrían ser un resultado de la enfermedad de Alzheimer u otros tipos de demencia, consulte a un médico tan pronto como sea posible. Debido a que los medicamentos actuales funcionan mejor en las primeras etapas de la enfermedad, la detección temprana y el diagnóstico son importantes.

Una vez que un paciente recibe un diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer, el siguiente paso es averiguar si hay tratamientos disponibles.


Don't miss out.
Receive research updates, inspiring stories, and expert advice
Keep me imformed about: *
Please select at least one.
You must select at least one disease category.
Please enter your first name.
Please enter your last name.