&noscript=1 />

Serie de cirugías de glaucoma: los riesgos y beneficios de la cirugía de glaucoma

Yvonne Ou, MD
Universidad de California, San Francisco, UCSF Medical Center

An ophthalmologist performing glaucoma eye surgery.

Este artículo explora los riesgos potenciales de la cirugía de glaucoma y explica por qué los beneficios superan los riesgos en la mayoría de los casos avanzados.

Tratamientos de glaucoma

El glaucoma es un deterioro crónico y progresivo del nervio óptico. (El nervio óptico es el haz de fibras nerviosas en la parte posterior del ojo que transportan mensajes visuales desde la retina hasta el cerebro). El glaucoma generalmente es causado o empeorado por la presión en el interior del ojo (presión intraocular o PIO) que esta demasiada elevada para mantener la salud del nervio constante.

El único tratamiento comprobado para el glaucoma consiste en reducir la presión ocular para prevenir o retrasar el daño al nervio óptico.

Cirugías de glaucoma

Las cirugías de glaucoma pueden incluir la delicada trabeculectomía incisional microscópica (con o sin implante de micro derivación ExPRESS), implante de derivación de conducto (un shunt o conducto es un dispositivo de drenaje del glaucoma) y ciclofotocoagulación. También hay procedimientos más novedosos llamados MIGS, o cirugía de glaucoma mínimamente invasiva. Cada tipo de cirugía de glaucoma tiene sus usos, ventajas y desventajas únicos.

Al considerar la cirugía de glaucoma, debe tener una conversación detallada con su cirujano sobre los riesgos y beneficios de la cirugía específica a la cual piensa someterse. En este artículo, discutiremos los riesgos y beneficios de la cirugía de glaucoma en general.

Beneficios versus riesgos del tratamiento quirúrgico

Como ocurre con cualquier operación, existen riesgos asociados con la cirugía de glaucoma. Este artículo analiza diferentes riesgos, de esa manera usted puede tener un diálogo abierto con su cirujano ocular (oftalmólogo). Sin embargo, es importante observar que la cirugía tiene niveles de éxito muy altos para desacelerar o retrasar sustancialmente la progresión del glaucoma. Cuando se trata de intervención quirúrgica en casos de glaucoma avanzado, los beneficios generalmente exceden los riesgos. Los siguientes son (poco frecuentes) riesgos de la cirugía de glaucoma o efectos secundarios para evaluar con su médico:

  • Pérdida de la visión
  • Sangrado en el ojo
  • Infección
  • Presión ocular baja (o hipotonía)
  • Formación de catarata cicatricial

A continuación, analizamos cada uno de los riesgos y por qué creemos que los beneficios los superan o exceden.

Pérdida de la visión

En el corto plazo después de su operación, la cirugía de glaucoma altera su visión temporalmente. Es importante comprender que la visión puede reducirse permanentemente, o incluso, en casos muy raros, puede perderse totalmente como resultado de cualquiera de estas cirugías de glaucoma; sin embargo, la pérdida permanente de la visión no es un efecto secundario común. Por lo tanto, es más probable que la cirugía beneficie su visión a largo plazo.

Sangrado en el ojo

Con cualquiera de estas cirugías, pueden ocurrir complicaciones incluso utilizando las mejores técnicas quirúrgicas. Las complicaciones que casi nunca ocurren o aquellas poco frecuentes incluyen sangrado dentro del ojo, infección y acumulación de líquido detrás de la retina debido a presiones oculares muy bajas. El sangrado dentro del ojo puede ser una complicación muy grave, por lo que debe hablar con su oftalmólogo si está tomando anticoagulantes y acatar sus instrucciones si debe continuar o suspender el uso del medicamento antes de la cirugía.

Infección

Los oftalmólogos administran antibióticos antes, durante y después de la cirugía, y utilizan técnicas estériles meticulosas para tratar de evitar cualquier infección. Sin embargo, en muy raras ocasiones, puede ocurrir una infección dentro del ojo, que puede ser muy grave y puede poner en peligro la visión. Estas infecciones pueden ocurrir a semanas, meses o incluso años después de la cirugía. Por lo tanto, incluso si son años después de la cirugía, si tiene signos tempranos de infección, como enrojecimiento, dolor o lagrimeo excesivo, debe llamar y consultar a su oftalmólogo de inmediato para tratar la infección antes de que sea más grave. La detección temprana, en la mayoría de las infecciones se pueden tratar adecuadamente con gotas antibióticas.

Presión ocular baja (o hipotonía)

Algunas veces, la cirugía puede provocar presiones oculares demasiado bajas, también conocido como hipotonía. Esto es más común poco después de la cirugía. Con la hipotonía, se puede acumular líquido detrás de la retina (desprendimiento coroideo), lo que puede causar una sombra en su visión periférica o lateral. Por lo general, esto es temporal ya que la presión vuelve a los niveles previstos. Sin embargo, a veces la hipotonía persiste y se debe realizar una cirugía para solucionar este problema.

Formación de catarata cicatricial

Mucho más común que la presión ocular demasiado baja, estas cirugías de glaucoma pueden fallar con el tiempo debido a las tendencias naturales de la sanación o cicatrización del ojo, lo que resulta en presiones oculares que son más altas de lo previsto. Algunas veces, la cicatrización es tan intensa que la operación no logra una presión baja y es posible que se deba reiniciar la ingesta de sus medicamentos para el glaucoma o someterse a revisiones en la clínica o repetir la cirugía en la sala de operaciones.

Catarata

Probablemente la formación de cataratas se acelerará con la cirugía de glaucoma, pero afortunadamente las cataratas son bastante fáciles de corregir quirúrgicamente. Algunas veces, las cirugías de glaucoma se combinan con la cirugía de cataratas si su oftalmólogo considera que las cataratas están teniendo un impacto moderado a significativo en su visión. Sin embargo, para algunas cirugías de glaucoma, es mejor realizarla separada y eventualmente, operar la catarata más adelante en una segunda cirugía.

Procedimientos más seguros en el futuro

Los MIGS (cirugía de glaucoma mínimamente invasiva) son un grupo de procedimientos más nuevos que generalmente se combinan con cirugía de cataratas para reducir la presión ocular al rango mediano (aproximadamente 15 mmHg). En la mayoría de los casos, el perfil de seguridad de estos procedimientos es más alto que las cirugías de glaucoma más tradicionales descritas anteriormente. Sin embargo, este perfil de seguridad mejorado, su efectividad es contrarrestada por una reducción muy modesta de la presión ocular. Por lo tanto, estos procedimientos generalmente se combinan con cirugía de cataratas para pacientes con glaucoma de etapa temprana a moderada. Para los pacientes con glaucoma avanzado, es menos probable que los procedimientos MIGS logren producir las presiones bajas intraoculares necesarias.

Conclusión

Aunque la cirugía de glaucoma puede prevenir una mayor pérdida de la visión y, en raras ocasiones, incluso puede mejorar la visión, el daño que ya ha ocurrido debido a esta condición se considera permanente y aún no es reversible a través de medicamentos, cirugía láser, stents oculares o los MIGS. Si bien es importante comprender los riesgos discutidos anteriormente, muchos de los cuales son raros que ocurran, también es importante reconocer que la gran mayoría de las cirugías de glaucoma tienen éxito para desacelerar o retrasar sustancialmente la progresión del glaucoma y en lograr la presión ocular prevista. Por lo tanto, le recomendamos que trabaje con su oftalmólogo para explorar las opciones cuando sea el momento adecuado y no retrasar el tratamiento innecesariamente.

Recursos:

(Algunos de los artículos a continuación están disponibles solo en inglés)

Información sobre la autora

Yvonne Ou, MD
Universidad de California, San Francisco, UCSF Centro médico

Yvonne Ou, MD, es una oftalmóloga certificada por la junta especializada en glaucoma, que incluye terapias médicas, láser y quirúrgicas; la evaluación y tratamiento de cataratas, incluyendo la combinación de cirugía de cataratas y de glaucoma; cirugía de filtración y cirugía de implantes; y procedimientos más novedosos.

Don't miss out.
Receive research updates, inspiring stories, and expert advice
Please enter your first name.
Please enter your last name.
Keep me informed about: *
Please select at least one.
You must select at least one disease category.