Recreación y Calidad de Vida

Las personas que tienen glaucoma pueden tener dificultades para realizar sus actividades diarias. Recibir tratamiento para su glaucoma y usar accesorios para la baja visión puede ayudarle a aprovechar al máximo su visión restante.

A medida que aprende a hacer las cosas de manera diferente, usted puede actuar con más independencia. Mediante la paciencia y la determinación, puede seguir disfrutando de una vida plena y productiva.

De la dependencia a la independencia

Con el glaucoma, el grado de pérdida de visión varía de paciente a paciente. La rehabilitación de cada persona depende de cual sea la cantidad de ayuda que necesite. He aquí algunas alternativas que puede implementar para tomar control de su visión y su salud ocular:

  • No tenga temor de pedir ayuda.
  • Sea específico acerca de sus deseos y necesidades
  • Procure mantenerse positivo y asumir los retos a medida que éstos surjan.

Mantener la visión con glaucoma: tratamientos

Aunque no hay cura para el glaucoma, los tratamientos se enfocan en detener o retardar la pérdida de la visión. Conozca más sobre tratamientos y medicamentos para el glaucoma.

Accesorios para la baja visión de personas con glaucoma

Las personas con glaucoma pueden mejorar su calidad de vida mediante el uso de accesorios y dispositivos de ayuda para la baja visión y otros productos y servicios. Revise nuestra lista de recursos útiles sobre vivienda, beneficios, seguridad en el hogar, ayudas para la baja visión, cuidados y mucho más.

Protegiendo su visión en el sol

Todos, —especialmente las personas que ya tienen problemas oculares— deben proteger sus ojos de la luz ultravioleta (UV) del sol. La luz ultravioleta es lo que causa las quemaduras solares y puede lastimar la superficie del ojo y las estructuras internas.

Dado que los efectos son acumulativos, cuanto más expuestos estén sus ojos a los rayos UV, más alto será el riesgo de daños en la córnea, la retina y el cristalino. El adelgazamiento de la capa de ozono que circunda la tierra ha mermado su función como filtro UV, por lo que ahora es más peligroso que nunca antes para los ojos (y la piel) pasar horas sin protección bajo el sol.

He aquí hay algunas sugerencias de diversas maneras para proteger sus ojos del sol:

  • Use anteojos de sol de alta calidad que bloqueen del 98 al 100 por ciento, ofreciendo protección contra la luz UVA y UVB y que protejan del 75 al 90 por ciento de la luz visible. Verifique la etiqueta cuando compre anteojos sin receta. Aquellos que cumplen con estos estándares mínimos establecidos por la Asociación Americana de Optometría (AOA) pueden usar el sello de aceptación de AOA.
  • Si no está seguro de la calidad de sus anteojos de sol, solicite a su optometrista u óptico verifiquen su nivel de protección.
  • Si compra lentes de contacto recetados, asegúrese que incluyan protección (puede ser incolora) contra la radiación UV.
  • Los lentes de contacto pueden proveer cierta protección, pero solo a la parte del ojo que cubren, por tanto todavía se debe usar anteojos de sol.
  • Los anteojos de tonalidad gris proporcionan los colores más naturales, mientras que los anteojos de tonalidad ámbar pueden aumentar un poco su visión creando un mayor contraste. Sin embargo, los anteojos de tonalidad ámbar también pueden dificultar la distinción de los colores de las luces de tráfico, lo que puede hacer que los anteojos grises sean una mejor opción para algunas personas.
  • Los anteojos grandes son mejores que los pequeños, y los anteojos envolventes son incluso mejores, ya que los rayos UV pueden ingresar al globo ocular desde la parte lateral, superior o inferior.
  • Los anteojos polarizados pueden reducir el deslumbre o destello lumínico, pero asegúrese de que estén recubiertos para que protejan también contra los rayos ultravioleta.
  • Los anteojos de espejo no necesariamente bloquean la luz ultravioleta, por lo tanto, asegúrese de que estén configurados para proteger contra rayos UV.
  • Las nubes no bloquean la luz ultravioleta, así que use sus anteojos de sol incluso en días nublados o nublosos.
  • La protección ocular es especialmente importante en la playa o en la nieve:
    • El agua y la arena son reflectores, lo cual aumenta la intensidad de los rayos UV del 10 al 20 por ciento, mientras que la nieve puede reflectar la luz hasta el 80 por ciento.
    • El cuarenta por ciento de los rayos UV se puede detectar dos pies debajo de la superficie del agua.

Los niños y adolescentes también deben usar anteojos de sol, usualmente porque pueden pasar más tiempo expuestos al sol y el daño solar a los ojos (y la piel) es acumulativo con el tiempo. Se estima que más de las tres cuartas partes de nuestra exposición a los rayos UV ocurre antes de los 18 años.


Don't miss out.
Receive research updates, inspiring stories, and expert advice
Keep me informed about: *
Please select at least one.
You must select at least one disease category.
Please enter your first name.
Please enter your last name.