El examen de dilatación ocular: ¿Por qué es tan importante?

National Eye Institute (Instituto Nacional del ojo, Institutos Nacionales de Salud), NIH

La dilatación de la pupila durante un examen ocular es muy importante para revelar el estado de su retina y del nervio óptico, además es fundamental para prevenir y tratar las afecciones oculares que potencialmente podrían conducir a la pérdida de la visión.

El ojo es un órgano extraordinario, y es el único lugar del cuerpo humano donde un médico puede ver una parte del sistema nervioso central, el nervio óptico. La observación de ese nervio es parte crucial de un examen ocular completo.

Tanto los exámenes oculares que requieren dilatación como aquellos que no lo requiere; brindan información importante a un oftalmólogo. Exploremos primero el examen sin dilatación.

El examen ocular sin dilatación

Uno de los primeros aspectos básicos de un examen ocular completo es una prueba de su visión, y tal vez, también tomar una medición para determinar una prescripción de anteojos; ambas pruebas requieren que sus ojos permanezcan sin dilatar.

Además, los oftalmólogos examinarán las respuestas de sus pupilas a la luz previamente a la dilatación. Esto puede ser importante para determinar si las vías visuales de cada ojo funcionan correctamente.

También hay un examen, llamado gonioscopia, que le permite al médico examinar el ángulo de drenaje de su ojo utilizando una lente que lleva un espejo especial. El "ángulo" al que se hace referencia es el ángulo entre el iris; que constituye la parte coloreada de su ojo; y la córnea, que es la parte o ventana frontal y transparente de su ojo. Cuando el ángulo está abierto, su oftalmólogo puede ver más, casi la totalidad, del sistema de drenaje de su ojo. Cuando el ángulo es estrecho, solo se ven porciones del ángulo de drenaje, y en el glaucoma agudo de ángulo cerrado, nada es visible.

Un componente de un examen de glaucoma es una prueba formal del campo visual, donde se mide su visión periférica o lateral. Idealmente, sus ojos no están dilatados durante esta prueba.

Finalmente, hay otras partes frontales del ojo, como por ejemplo el iris, que debe examinarse cuando sus ojos no están dilatados.

El examen de dilatación ocular

La visión o imagen de la parte posterior del ojo es limitada cuando la pupila no está dilatada. Cuando su pupila es pequeña, el oftalmólogo puede ver su nervio óptico y la mácula, pero la descripción obtenida es limitada. Para ver toda la retina, la pupila debe estar dilatada. Esto se logra mediante el uso de gotas para los ojos. Por lo general, se tarda entre 15 y 30 minutos para dilatar completamente las pupilas, y esto depende de la respuesta de la persona a la medicación. Generalmente el efecto demora de 4 a 6 horas en desaparecer.

Una vez los ojos están dilatados, hay un aumento de sensibilidad a la luz porque la pupila se agranda y penetra más luz, así que traiga sus anteojos de sol, o su oftalmólogo puede proporcionarle algunos desechables y oscuros para su uso. También puede experimentar visión borrosa, especialmente si está intentando leer. Algunos pacientes sienten una "tirantez" o sensación diferente en sus párpados. Si es la primera vez que le dilatan sus ojos o si está consciente de tener una visión demasiado deteriorada para conducir un vehículo después de la dilatación, lleve a un amigo o acompañante para que le lleve a casa después de su examen. Si bien en el pasado se utilizaban algunas gotas oculares que podían revertir la dilatación, estas ya no están disponibles, por tanto tendrá que esperar de 4 a 6 horas antes de que el efecto desaparezca por completo.

¿Qué condiciones se pueden diagnosticar con un examen de dilatación ocular?

Glaucoma

El nervio óptico puede ser visto a través de una pupila no dilatada, pero para tener una descripción óptima se requiere una pupila dilatada. Esto es importante para el diagnóstico de glaucoma, así como otras enfermedades del nervio óptico.

Degeneración macular

Dos enfermedades retinianas muy comunes, la retinopatía diabética y la degeneración macular relacionada con la edad (DMRE), se diagnostican y monitorizan mediante el examen de la retina a través de una pupila dilatada.

Otras condiciones

Además de la degeneración macular y el glaucoma, existen muchas otras afecciones que requieren la dilatación de la pupila, como la detección de un desgarro o desprendimiento de retina, o un tumor ocular, por nombrar solo algunas.

¿Con qué frecuencia se debe realizar un examen integral de dilatación ocular?

  • El National Eye Institute (Instituto Nacional del Ojo) generalmente recomienda que a partir de los 60 años, todas las personas se sometan a un examen integral de dilatación ocular anual.
  • Si usted es afroamericano, la edad recomendada para realizarse un examen de dilatación ocular es 40 años, debido al mayor riesgo de glaucoma.
  • La American Academy of Ophthalmology (Academia Americana de Oftalmología) sugiere recomendaciones específicas para pacientes diabéticos.
    • Se recomienda que las personas con diabetes tipo 1 tengan su primer examen ocular dentro de los primeros cinco años del diagnóstico.
    • Las personas con diabetes tipo 2 deben someterse a un examen ocular inmediato al diagnóstico.
    • Si usted es una mujer diabética que está considerando quedar embarazada, se recomienda realizar un examen antes de la concepción o al primer instante del primer trimestre.

Resumen

Como parte de un examen ocular completo, es muy importante la dilatación de la pupila para revelar el estado de su nervio óptico y retina, además es fundamental para prevenir y tratar las afecciones oculares que potencialmente podrían conducir a la pérdida de la visión.


Don't miss out.
Receive research updates, inspiring stories, and expert advice
Keep me informed about: *
Please select at least one.
You must select at least one disease category.
Please enter your first name.
Please enter your last name.