El Alzheimer y la demencia: ¿cuál es la diferencia?

James M. Ellison, MD, MPH
Swank Memory Care Center, Christiana Care Health System
(Servicios administrativos de cuidado de adultos mayores, LLC)

Brain

La enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de trastorno neurocognitivo mayor, antes conocido como demencia. Infórmese más sobre la diferencia entre el trastorno neurocognitivo mayor, el trastorno neurocognitivo leve y la fase presintomática de la enfermedad de Alzheimer.

LA DEMENCIA Y EL ALZHEIMER

  • Demencia (también conocida como trastorno neurocognitivo mayor) no es una enfermedad, sino un conjunto de síntomas que se asocian con una disminución en la capacidad de pensar, de razonar y de recordar. Si alguien tiene demencia, puede tener dificultades para realizar las tareas diarias que ha realizado de forma rutinaria e independiente a lo largo de su vida
  • La enfermedad de Alzheimer Es el tipo más común de demencia, pero es solo una de las muchas causas posibles. El deterioro cognitivo vascular, la demencia con cuerpos de Lewy, la demencia frontotemporal, la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Huntington, el VIH, la lesión cerebral traumática y otras afecciones pueden causar demencia.

Bill miró a su padre, Walter, quien por tercera vez nos estaba contando los buenos momentos que tuvo en el ejército después de que se enlistó alrededor de 1950. Walter se convirtió en un ingeniero exitoso que trabajó productivamente hasta mediados de sus setenta. Cuando experimentó un creciente olvido, reconoció la necesidad de terminar su carrera. Se mudó al ambiente amigable y estimulante de una unidad de memoria de una instalación de vivienda asistida local. Su vida allí fue buena. Sus relaciones cercanas con la familia continuaron. Disfrutó de recuerdos exactos del pasado, pero los acontecimientos recientes ya no dejaban una impresión duradera en su mente. Bill me preguntó: "¿Cuál es el diagnóstico de mi padre? ¿Está demente? ¿Tiene la enfermedad de Alzheimer? ¿Y cuál es la diferencia entre la demencia y la enfermedad de Alzheimer?"

Todo cambió en 2013

Esta pregunta a menudo surge en una entrevista clínica, y hasta hace poco la respuesta habría sido que el diagnóstico de demencia ocurre cuando una persona tiene un problema grave de memoria, además de evidenciar dificultades con el lenguaje u otra función cognitiva, indicando que la enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de demencia, sin embargo, todo cambió en 2013.

El nuevo manual psiquiátrico de diagnóstico y estadísticas de los desórdenes mentales de la quinta edición (DSM 5) cambió el nombre a "demencia" por "trastorno neurocognitivo mayor" y agregó una nueva categoría menos grave de dificultad cognitiva, llamada trastorno neurocognitivo leve.

El trastorno neurocognitivo mayor se diagnostica cuando la interrupción de una sola capacidad cognitiva es lo suficientemente grave como para interferir con la independencia y que esta alteración no haya sido causada por el uso de drogas, el delirio, ni otras afecciones médicas o psiquiátricas. Las habilidades cognitivas que se evalúan para este diagnóstico son:

  1. Atención compleja
  2. Lenguaje (expresión y comprensión).
  3. Función ejecutiva (habilidades que, por ejemplo, permiten a las personas planificar, organizar, recordar cosas, priorizar o prestar atención a las tareas)
  4. Función perceptiva-motora (la percepción visual de las relaciones espaciales entre los objetos)
  5. Aprendizaje y memoria
  6. Cognición social

¿Dónde cabe el Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de trastorno neurocognitivo mayor, pero es solo una de las muchas causas posibles. El deterioro cognitivo vascular, la demencia con cuerpos de Lewy, la demencia frontotemporal, la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Huntington, el VIH, la lesión cerebral traumática y otras afecciones pueden causar cambios cognitivos graves.

Deterioro leve

El trastorno neurocognitivo leve (anteriormente llamado deterioro cognitivo leve o DCL), por el contrario, se diagnostica cuando existe un problema cognitivo menos grave, que se evidencia como una dificultad con alguna de las seis funciones mentales mencionadas (enumeradas anteriormente) que es lo suficientemente significativo como para requerir actividades compensatorias, por ejemplo, escribir todo para recordar. El trastorno neurocognitivo leve, por definición, no es lo suficientemente nocivo como para robarle a una persona la independencia básica. El DSM 5 dice que una causa posible de un trastorno neurocognitivo leve es la enfermedad de Alzheimer, pero ésta es solo una de las muchas afecciones médicas o psiquiátricas que pueden causar esta afección clínica. En otras palabras, la enfermedad de Alzheimer puede estar presente sin mostrar un trastorno neurocognitivo mayor o demencia, y a su vez; la demencia puede estar presente sin mostrar la enfermedad de Alzheimer.

El Alzheimer comienza años antes de que aparezcan los síntomas

Las nuevas definiciones del DSM 5 consideró atentamente una serie de artículos muy influyentes publicados por investigadores de la enfermedad de Alzheimer en el 2011. Estos expertos nos alentaron a reconocer la enfermedad de Alzheimer como una patología de la enfermedad en lugar de un síndrome clínico. En otras palabras, comprender que los efectos de la enfermedad de Alzheimer en el cerebro comienzan muchos años antes de que la pérdida de memoria o los cambios de comportamiento se hagan evidentes. La declaración de los expertos del 2011 definió tres etapas de la enfermedad de Alzheimer. La fase de demencia (trastorno neurocognitivo mayor) es solo la etapa final. Los síntomas anteriores son reconocibles en una fase sintomática, previa a la demencia (trastorno neurocognitivo leve). Con la tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) del amiloide u otras mediciones de biomarcadores, los médicos también pueden determinar la presencia de la patología de la enfermedad de Alzheimer en los cerebros de las personas sin síntomas clínicos evidentes. Esta es la fase asintomática o presintomática de la enfermedad de Alzheimer.

La ilustración a continuación muestra que la enfermedad de Alzheimer puede manifestarse con síntomas clínicos que van desde ninguno hasta el más grave. Sin embargo, la enfermedad de Alzheimer no es la única causa de trastornos neurocognitivos leves o mayores.

Chart on neurodegenerative disorders

Un diagnóstico y una pregunta importante

Cuando examinamos a Walter más a fondo en nuestra clínica, decidimos que sus problemas de memoria eran en realidad el resultado de la enfermedad de Alzheimer. Tenía un trastorno neurocognitivo mayor y no pudimos identificar ningún otro trastorno médico o psiquiátrico que pudiera ser responsable de su condición. Una tomografía PET del amiloide del cerebro de Walter probablemente habría mostrado acumulación de beta amiloide, la proteína asociada a la enfermedad que se encuentra en los cerebros de las personas con Alzheimer. Bill preguntó: "¿Qué significa esto para mí? ¿Tendré la enfermedad de Alzheimer?”

Lo que ahora sabemos sobre la investigación de biomarcadores nos permite responder a la pregunta de Bill de una manera que no habría sido posible para las generaciones pasadas. Podemos decirle a Bill que definitivamente no tiene demencia y que si padece la enfermedad de Alzheimer se encuentra en la etapa presintomática. La manifestación de la enfermedad en su padre pone a Bill en un leve aumento de riesgo, por esto lo estaremos observando en el futuro. Por el momento, lo alentaremos a que adopte un estilo de vida saludable para el cerebro que incluya el manejo de las enfermedades médicas crónicas, reducción del estrés, hábitos alimenticios saludables, sueño adecuado, mucha actividad física, socializar con los demás y estimulación cognitiva. ¡Por supuesto, este estilo de vida saludable para el cerebro es una excelente receta para todos nosotros!

Recursos:

Don't miss out.
Receive research updates, inspiring stories, and expert advice
Keep me informed about: *
Please select at least one.
You must select at least one disease category.
Please enter your first name.
Please enter your last name.