&noscript=1 />

Inyecciones para la degeneración macular húmeda: ¿Qué podemos esperar?

Joshua Dunaief, MD, PhD
Scheie Eye Institute, Universidad de Pennsylvania

Patient talking to her doctor

Gracias a la investigación médica, las inyecciones para la degeneración macular húmeda pueden ayudar a estabilizar o incluso mejorar la visión en algunos casos. Sin embargo, la idea de aplicar una inyección en el ojo puede atemorizar, por lo que nuestro más reciente artículo de expertos lo ayuda a comprender qué se puede esperar cuando se administra el medicamento y lo que puede experimentar o sentir después.

Hace diez años, antes de que estuvieran disponibles, las inyecciones para la degeneración macular húmeda la mayoría de los pacientes perdieron gran parte de su visión central. Ahora, gracias a la investigación médica, las inyecciones con brolucizumab (Beovu®), aflibercept (Eylea®), ranibizumab (Lucentis®) o pegaptanib sódico (Macugen®) pueden proteger la lectura preciada y conservar la visión de conducción o manejo en muchos pacientes.

Para los principiantes, aplicar una inyección en el ojo es probablemente una de las actividades menos placenteras que se pueda imaginar, por lo que una comprensión de los procedimientos de diagnóstico y tratamiento puede ayudar a disminuir la ansiedad sobre el proceso.

Pruebas de diagnóstico para la degeneración macular húmeda

Primeramente, su oftalmólogo realizará un examen ocular con dilatación de pupila y una tomografía de coherencia óptica (OCT, por sus siglas en inglés) para determinar si tiene degeneración macular húmeda. Si es así, es muy probable que usted se pueda beneficiar de una serie de inyecciones, espaciadas cada cuatro a seis semanas, inicialmente, y, dependiendo de cómo reaccione su ojo, quizás con menos frecuencia más adelante.

Administrando la medicación

La mayoría de los médicos le administrarán gotas anestésicas en los ojos, luego le limpiarán el ojo y quizás los párpados con una solución de yodo amarillo. Colocará un blefaróstato para separar los párpados, por lo que no tiene que preocuparse de parpadear en el momento equivocado. Luego, anestesiarán el ojo con gotas, gel, un hisopo o torunda de algodón medicado o una inyección superficial de anestésico. Muchos medirán la posición de la inyección, que a menudo se aplica en la parte inferior, y externa (hacia el oído) de la parte blanca del ojo. El oftalmólogo le pedirá que mire hacia arriba y aplicará la inyección a través de una aguja muy pequeña. Es posible que no sienta nada, un poco de presión o, en algunos casos, alguna molestia moderada que dure unos segundos. Algunas personas ven una red de líneas a medida que el medicamento se mezcla con los fluidos dentro del ojo.

View Video

Ver transcripción del video (disponible solo en inglés)

¿Qué esperar después de la inyección?

Después de la inyección, muchos médicos examinarán el ojo de sus pacientes con una luz y limpiarán alrededor del ojo. La mayoría le pedirá que use gotas antibióticas para los ojos durante uno o dos días.

Su ojo probablemente estará adolorido y su visión algo nublada por uno o dos días, y luego debería mejorar. Cualquier molestia a menudo se puede aliviar con Tylenol o Advil. Aplicar una toallita limpia y fresca suavemente sobre el ojo cerrado (durante no más de 10 minutos cada media hora) también puede proporcionar alivio.

Algunas veces, la aguja perfora un vaso sanguíneo en la superficie del ojo en el momento de la inyección. Esto puede hacer que la parte blanca del ojo (esclera) luzca roja por un periodo hasta de dos semanas. Si el ojo está enrojecido, pero es indoloro y la visión está bien, lo más probable es que sea inofensivo.

Existe un muy bajo riesgo de complicaciones graves causadas por las inyecciones (aproximadamente 0.1% de probabilidad por inyección). Estos son desprendimiento de retina o infección en el ojo (endoftalmitis). Los síntomas del desprendimiento de retina son un arco de luz intermitente en su visión periférica, puntos o líneas flotantes en su visión que parecen moverse con su ojo, o una "cortina/velo" a través de una parte de su visión y la bloquea. Los síntomas de la endoftalmitis a menudo son visión borrosa y dolor (que solo dura más de una noche después de la inyección). Si tiene síntomas de desprendimiento de retina o endoftalmitis, llame a su oftalmólogo de inmediato.

View Video

Ver la transcripción del video (disponible solo en inglés)

Después de la primera inyección, los pacientes ya saben qué esperar y se vuelve menos traumático. Algunos pacientes cambian de médico en algún momento y se sorprenden de que la técnica del nuevo médico sea un poco diferente de la anterior. Esto es de esperar.

A veces, los pacientes experimentan una mejoría en su visión (mejor que antes de la inyección) en el plazo de una semana después del procedimiento. La mayoría tendrá estabilidad de su visión.

Nuevos tratamientos para la degeneración macular en el futuro

Es probable que la investigación adicional sobre las causas y los tratamientos para la degeneración macular dé como resultado tratamientos aún más efectivos que ¡pueden administrarse con menos frecuencia!

Recursos:

Información sobre el autor

Joshua Dunaief, MD, PhD
Scheie Eye Institute, Universidad de Pennsylvania

Joshua Dunaief, MD, obtuvo su licenciatura en humanidades - BA magna cum laude en Biología de Harvard (1987), maestría y doctorado - MD / PhD de Columbia College of Physicians and Surgeons (1996), completó su residencia en oftalmología en el Wilmer Eye Institute, Johns Hopkins en 2000, y beca de retina médica en el Scheie Eye Institute, Universidad de Pennsylvania en 2004.

Don't miss out.
Receive research updates, inspiring stories, and expert advice
Please enter your first name.
Please enter your last name.
Keep me informed about: *
Please select at least one.
You must select at least one disease category.