Negarse a Tomar los Medicamentos: Consejos para los Cuidadores de Alzheimer

An elderly gentleman refusing to take medication

Kathleen Allen, LCSW, C-ASWCM

Es muy común escuchar a los cuidadores acerca de sus desafíos cuando dan los medicamentos a una persona con la enfermedad de Alzheimer u otras demencias. "Cuando doy a mi madre sus medicamentos, se enoja," es una declaración que se escucha a menudo. “¿Cuál es la mejor manera de hacer frente a este desafío para que se tomen los medicamentos de forma constante? "

Cuando se enfrenta a esta situación, o a cualquier comportamiento difícil, es importante recordar que los comportamientos de las personas con la enfermedad de Alzheimer u otras demencias que son comúnmente vistos como problemas; son en realidad intentos de comunicación. Trate de ver la situación desde su perspectiva. Hacer esto es de gran ayuda, traer el comportamiento desafiante en el enfoque correcto y buscar una solución.

Consejos útiles

Cuando sea difícil lograr que una persona con la enfermedad de Alzheimer tome su medicación, aquí hay algunas estrategias para tener en cuenta:

  • El primer paso para manejar esta situación es proporcionar un ambiente de calma. Una persona con Alzheimer necesita que usted le provea esto a ellos. Cuando es hora de la medicación, asegúrese de que haya un entorno tranquilo en la casa –por ejemplo, música suave, no televisión, poca o ninguna conmoción. Asegúrese de que usted también se siente tranquilo.
  • Resistirse a tomar los medicamentos puede ser una respuesta a sentirse atacado o confundido  acerca de lo que se supone que debe hacer. La sensación de pérdida de control también puede desencadenar rechazo y enojo. Trate de dividir el proceso en etapas, y de modo tranquilizador y con calma, explique lo que está haciendo. Dales tiempo. Debe estimularlos si ellos pueden, para  que participen en cualquier parte del proceso. Tal vez usted tendrá que verter el agua en el vaso, pero ellos pueden levantar la píldora de la mesa y ponerla en su propia boca. Si necesitan ayuda para llevar el vaso a su boca, con suavidad provéales asistencia.
  • El médico y el farmaceuta son asesores valiosos para la persona cuidadora de alguien con la enfermedad de Alzheimer. Si cree que su ser amado estaría más dispuesto a tomar los medicamentos a una hora diferente del día, consulte con estos dos profesionales, y con su consentimiento de un cambio de hora, suministre los medicamentos durante ese tiempo. Como cuidador, usted sabe mejor sobre la hora del día más accesible de sus seres amados, y puede promover por un cambio. Estos dos profesionales siempre deben ser consultados para cualquier cambio en la dosis, horarios, etc.
  • Considere otros asuntos que pueden desencadenar el comportamiento de rechazo. Algunos con la enfermedad de Alzheimer se tensionan cuando ven todos los frascos de píldoras. ¿Hay un montón de píldoras, tal vez es una imagen abrumadora? Si es así, saque las píldoras de sus frascos sólo cuando sea necesario, y quite los frascos fuera de la vista. Algunos cuidadores obtienen éxito cuando muestran una sola píldora a la vez.
  • ¿Son algunas píldoras grandes y difíciles de tragar? Una vez más, después de consultar con el médico o farmaceuta, y cuando sea posible, triture las píldoras que puede triturar y mézclalas  con un alimento. El puré de manzana o yogur pueden ser buenos para esto. No todas las píldoras son triturables, así que asegúrese de consultar con el farmaceuta o médico primero.
  • Algunos medicamentos están disponibles en forma líquida. Consulte con el médico y considere  esa opción.
  • Si es posible, tome todos sus medicamentos juntos y al mismo tiempo. Hazlo divertido.
  • Cuando todo lo demás falle, y a veces así será, deje todo de lado por unos minutos, deje pasar tiempo para calmarse, y luego vuelva a la tarea de la medicación en 10 a 15 minutos.
  • Recuerde que los comportamientos cambiarán con el tiempo, y lo que funciona para un período de tiempo puede que sea necesario revisarlo en el camino a medida que avanza la enfermedad.

El cuidado del cuidador

Como cuidador, usted conoce la experiencia gratificante de cuidar a otros, así como las cargas. No se puede decir lo suficiente para darle el crédito, el apoyo y descanso que usted necesita para continuar con éxito en este viaje como cuidador.

Considere unirse a un grupo de apoyo de cuidadores donde puede reunirse regularmente con otros cuidadores para el apoyo mutuo, y donde pueden facilitarse mutuamente consejos, ideas y recursos para la prestación de cuidados. Esto le recordará que usted tiene otros alrededor que entienden su papel como cuidador.

Haga algo que lo rejuvenezca. Es vital para su bienestar, así como lo es para su ser amado con la enfermedad de Alzheimer.


Don't miss out.
Receive research updates, inspiring stories, and expert advice
Keep me imformed about: *
Please select at least one.
You must select at least one disease category.
Please enter your first name.
Please enter your last name.